foto hg

foto hg

Seguidores

lunes, 10 de febrero de 2014

TIRAMISU DE FRESAS EN VASO


No puedo decir que el tiramisu es mi postre favorito porque hay unos cuantos y no sabría por cual decidirme, todo depende del día, pero si puedo decir que es uno de mis postres favoritos. Al igual me pasa con las fresas, que solas ya están ricas. Y dado que comienza la temporada de fresas que mejor que inaugurar con un postre de fresas con crema de mascarpone y nata, tipo tiramisu.
Los bizcochos típicos del tiramisu los he sustituido por galletas hojaldradas redondas, que me venían perfectas para el tamaño del vaso y las fresas las he macerado con vermut rojo. El resultado...una delicia!!


Que he utilizado (para 4 vasitos):

300 gr. de fresas
1 sobre de azúcar vainillado (8 gr.)
1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de vermut rojo
200 gr. de queso mascarpone
200 ml. de nata (35% materia grasa)
60 gr. de azúcar
8 galletas hojaldradas tipo maria
nesquik de fresa

Como lo he hecho:

En primer lugar he preparado las fresas que van a necesitar unas 3-4 horas para que maceren, yo las he preparado el día de antes. He lavado y secado las fresas, les he cortado el pedúnculo y las he aminado en rodajas finas. Las he puesto en un bol y les he añadido los dos azucares y el licor. He removido para mezclar, las he cubierto con papel film y las he metido en la nevera hasta el día siguiente.
Al día siguiente he retirado las fresas de la nevera y las he colado, recogiendo y reservando el liquido de la maceración.
En un bol he batido el queso mascarpone con una cucharada del liquido de la maceración hasta que se ha integrado. Por otro lado, en otro bol he batido la nata bien fría con el azúcar hasta que se ha montado. He mezclado la nata con el queso poco a poco y con movimiento envolventes para que la nata baje lo menos posible. Cuando han estado integrados, he metido la crema resultante en una manga pastelera con boquilla lisa y he reservado.
Para el montaje del postre he utilizado unos vasitos de 8 cm. de diámetro por 5 cm. de alto. He mojado 4 de las galletas en el liquido de la maceración por ambas caras, cuando han estado empapadas (lo suficiente para que se puedan coger con la mano sin que se rompan) he ido poniendo una en el fondo de cada vaso, encima he cubierto con las rodajitas de fresa y sobre estas una capa gruesa de crema mascarpone y nata. He repetido con galleta empapada, fresa y crema y he metido en la nevera para que se mezclen y asienten los sabores durante unos 2-3 horas.
Para servir he sacado de la nevera una media hora antes y he espolvoreado el nesquik de fresa por encima con un colador. He decorado con puntas de las fresas.

Y este es el resultado:


 Riquísimo...

4 comentarios:

  1. Pues para mi si que es casi mi preferido, pero nunca se me hubiese ocurrido hacerlo con fresas y me encanta la idea.
    Feliz semana

    ResponderEliminar
  2. Umm pero que delicia¡¡¡ quien pillara un vasito de esos ahora que acabo de cenar una crema de calabaza.... besos

    ResponderEliminar
  3. Seguro que queda genial con las fresas, además ya empiezan a llegar. Un beso!

    ResponderEliminar
  4. No conocía tu blog, le estuve echando un vistazo y me encanta.
    Aquí me tienes como seguidora, ¡te espero por el mio!
    Un saludo,
    cocinaconann.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Gracias a todos los que os acercáis a este blog y dejáis un comentario.