foto hg

foto hg

Seguidores

sábado, 5 de julio de 2014

TARTA SALADA DE ESPINACAS, FETA Y PIÑONES


Me ha encantado esta tarta salada en la que se destaca el sabor suave de las espinacas y el queso fresco que contrarresta con el sabor algo mas marcado del queso feta junto al fino y algo dulzón del piñón.


Que he utilizado (para un molde de 20 cm): 

  • Para la base:

150 gr. de harina
3 cucharadas de aceite de oliva
3 gr. de sal
3-4 cucharadas de agua mineral

  • Para el relleno:

150 gr. de hojas de espinacas frescas
1/2 cebolla
1 diente de ajo
2 huevos
125 gr. de queso fresco (requesón, ricotta,...)
4 cucharadas de leche
60 gr. de queso feta
2 cucharadas de piñones
aceite de oliva
nuez moscada
pimienta negra
sal

Como lo he hecho: 

En primer lugar he preparado la base de la tarta mezclando en un bol con la mano la harina, la sal y el aceite hasta obtener una masa arenosa, le he añadido el agua y he mezclado hasta integrarla y obtener una masa lisa, homogénea y nada pegajosa. Le he dado forma de bola, la he envuelto en papel film y la he llevado a la nevera una media hora. Mientras he preparado parte del relleno. 
He pelado y picado la cebolla y el ajo. He puesto una sarten amplia a fuego medio y le he añadido unas 3 cucharadas de aceite para rehogar el ajo y la cebolla con una pizca de sal. Cuando se ha ablandado la verdura y antes de que tome color le he añadido las espinacas y las he cocinado durante unos 3-4 minutos hasta que se han ablandado y han reducido considerablemente su volumen. He retirado del fuego y he dejado enfriar.
He retirado la masa de la nevera y la he estirado con un rodillo sobre una mesa a la que previamente he esparcido un poco de harina. Una vez estirada lo suficiente, la he colocado y cubierto un molde de unos 20-21 cm. Con un tenedor he pinchado toda la superficie, he cubierto con un trozo de papel de horno la superficie pinchada y he repartido unos garbanzos para que hagan de peso (esto se hace para que al hornearse no se hinche la masa). He horneado la masa a 170ºC con calor arriba y abajo durante 15 minutos, he sacado del horno y he retirado los garbanzos y el papel que la cubría y la he vuelto a hornear durante otros 10 minutos hasta que se ha dorado por la superficie. Mientras he preparado el resto del relleno.
En el bol de la batidora he mezclado los huevos, el queso fresco, la leche, una pizca de nuez moscada, sal y pimienta negra recién molida. Lo he batido hasta integrar.
He retirado la base del horno y lo he subido a 180ºC.
He cubierto la base de la tarta con las espinacas, bien repartidas por toda la superficie y he vertido sobre ellas el batido de huevos y queso. He desmenuzado el queso feta por encima y he repartido los piñones. Lo he horneado durante 20-25 minutos hasta que ha cuajado. He retirado del horno, lo he dejado reposar 5 minutos y he desmoldado. 

Y este es el resultado: 


Riquísimo...

5 comentarios:

  1. Un resultado delicioso, vaya combinación de sabores tan rica!!
    Un saludo de las chicas de Cocinando con las Chachas

    ResponderEliminar
  2. me encantan este tipo de tartas saladas y los ingredientes muy acertados para mí . un besote!!

    ResponderEliminar
  3. Una estupenda tarta salada con unos sabores que combinan a la perfección, un besote y feliz verano

    ResponderEliminar
  4. mmm que rico! me acabo de apuntar este pastel salado!
    un beso!
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Gracias a todos los que os acercáis a este blog y dejáis un comentario.